miércoles, 25 de abril de 2007

Roqueros insurgentes, modernos complacientes, poetas, colgados y alguna Cenicienta obrera.

Crónica personal, sincera, verídica, espontanea, sin fines literarios sino terapéuticos, de una karaokera en apuros.
Villanueva de Gállego, 20 de abril de 2007


Malditas seis de la mañana.
No pienso levantarme esta semana



Bostezas, como cada mañana, y ya ni amenazas al despertador, te pones cualquier vaquero y llegas tarde, como siempre, a tu oficina con las legañas a modo de piercing infame para tus lágrimas de plástico azul.
Archivas, atiendes, imprimes, corriges y tarareas medio afónica una melodía que lleva dos meses seguidos metida en tu cabeza, con sus días, con sus noches, con todos sus segundos martilleándote el cráneo…Cómo pudooooo sucederme a mí…perooo…
…La mañana avanza lenta, recuerdas a Bebe: sie-te-ho-ras corriendoporlaciudá…Y a Manu Chao en No soporto el rap…Tic, tac, tic, tac, tic, tac…allez allez á á á áááááaaaaarggggg!…
Y todo se te amontona entre la frente y la nuca, todo enredado debajo del pelo, todo enmarañado como una red de canciones y de recuerdos.
Dios, ahora SÍ que eres una auténtica petarda faltona, tía!
¿Recuerdas cuando tu hermana y tú se lo llamabais a Miriam por perseguir a tu tío Charles? Saltando los tres en el Penitencia un lunes de San Mateo como tres posesos, sudando a mares y la muchacha mirando a tu tío como una idiota mientras él le decía no sopor, no sopor…Con una cara de burla que, bueno…En fin.
Si te viera tu tío ahora…El desamparo y la humedad…¿Cuántas veces te lo cantó en el año 89 porque Amparo se le fue a París? Miles, millones.
Te la sabes, tranquila, no hables tanto que te vas a quedar afónica de verdad, no tosas, bebe agua.
Joder, me tiemblan los dedos, o tengo parkinson o me va a dar un yuyu…
No sé si debo ir esta noche a Zaragoza…



Escribo sólo por matar las tardes,
por no ponerme a deshacer maletas
por no arrastrarme por las estaciones,
por no andar, como el rey de los cobardes,
mustio, con un ramito de violetas,
en el sepelio de las decepciones



Pero cómo no vas a ir, cobarde, pecadora, por la gloria de tu tío abuelo que se acaba de morir que tienes que bajar!
Hostiaaa…Y mañana entierro a las 12 del mediodía. Vale, ok, Red Bull a tope y gafas de sol a lo Pantoja para disimular el sueño.
Ya sólo queda un rato de nada para las seis. Ains qué putos nervios. Sube a casa, ve a por Isabel, luego a por Héctor…Coño, por cierto, qué ropa me pongo? Ay mi madre, que me va a conocer Panchito y yo con estos pelos!!
Yo no bajo, yo no bajo, yo no bajo, yo no bajooooooo…Socorro!


Mientras tenga gasolina tu motor
pisa el acelerador



-Oye, Isa, que sí, que puedes fumar en el coche, qué narices, y me vas dando caladas.
-Pero si tú habías dejado de fumar!
-Sí, pero es por una buena causa, trae p’acá ese filter.
-Tengo que echar gasolina.
-Ah, qué decís? Que ninguno sabemos llegar a Villanueva de Gállego?! Pues estamos buenos. Venga, que da igual, de momento tiramos hasta Zaragoza y luego para Huesca fijo, que el Gállego nace por los Pirineos, que me acuerdo yo de la geografía de octavo de don Amando.
-Oye, que si eso, pongo la emeochenta, vale? Que estoy saturada de oír El hombre del traje gris desde febrero.
-Vale, tía, no te estreses, y no tomes tantas pastillas para la garganta que te van a dormir las cuerdas vocales, joder!
-Dios, Dios, Dios, Dios, quién me mandaría a mí meterme en obras.


¿Qué demonios andas
haciendo en Vigo?


Ya estamos en Villanueva, y ahora dónde leches estará la discoteca? Ay, que con los nervios se me ha olvidado el nombre.
-Era por “C”, verdad… Caracol? Castañón? Corazón?
-Capitol, Capitol! Sigue a ese taxi, que parece que sabe a dónde va.
-You talkin’ to me?
-Pero si es mi hermana que llega ahora mismo de Madrid. Esto sí que está sincronizado y no la natación.
-Que tenéis hambre?! Están locos estos romanos. Con el nudo que yo tengo en el estómago y se me van a poner ahora a comer longaniza maña.
-Yo me voy a sacar las entradas.
-Pero si está cerrado.
-Me da igual, pues ya abrirán, me voy para allá y dame otro cigarro para el camino.

-Acompañame, Anita.


Y mientras yo le contaba mi vida en verso a todos los que me iba encontrando a mi paso, le daba la vara a mi hermana y me comía las uñas hasta los codos; a Isabel y a Héctor les dieron las diez y las once esperando una longaniza maña que, a estas horas, aún andará en algún secadero de embutido de la ribera del Gállego:
tuvieron que marcharse sin bocata porque no les atendían y empezaba el concierto.
Cenaron una bolsa de Riskettos y a mí me encontraron sentada en una mesa, en primera fila, con media cerveza y cara de póquer en la sala Capitol de Villanueva.

Continuará........

6 comentarios:

MartaLalitaa dijo...

jajajaja, buenísimoooo!!!!

Marta

Ana dijo...

más, más, más!!!
ajajajajaja

Anónimo dijo...

Acojonante Sonia!! Le pega una banda sonora muy rockera!! xDDDD

Besos con sal

Justo

hector dijo...

Soy testigo de la historia y es todo verdad verdadera.Andever que ispirienciaaaaa...

Anónimo dijo...

jajaja, y yo que pensaba que era la unica histerica, jaja, sigue Sonia

Ana

Carmen dijo...

Mola, mola, está genial!!!

Lo único que no me mola es que fumatees ya en los trayectos!!! ;)

Besos, cordera!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...