martes, 15 de mayo de 2007

LA CHICA DE AYER

Hace ahora dos años Carlos, un antiguo amigo, un viejo noviete de la adolescencia, murió a los 30 años después de pasarse un montón de tiempo intentando dejar de lado algunas sustancias que le venían machacando.
No había vuelto a verle pero no le perdía la pista: teníamos amigos en común que me iban informando de cómo le iba.
Ya habían pasado muchos meses sin que nadie me contara nada sobre él y, francamente, eso me tranquilizaba bastante.
Si os soy sincera, lo imaginaba rehabilitado, un poco gordo tal vez, currando de albañil como al principio y contando chistes a los compañeros de trabajo.
Cuando recibí la llamada de Marga hace ya dos años contándome lo que había pasado con él en el hospital fue como un mazazo en mitad del cristal de los recuerdos.
No hacía falta haberle visto a diario, me dolió lo mismo.
Saqué una caja llena de cartas viejas que releí llena de pudor por nuestro lenguaje adolescente, lloré de rabia y recordé, entre otras cosas, las canciones de la época en la que nos conocimos. Una de ellas flotaba sobre mi cabeza mucho más que las otras:
era “La chica de ayer”, de Nacha Pop.
Escribí un largo poema unos días más tarde repasando nuestra vida hasta entonces y lo titulé como esa canción, en honor a los viejos tiempos.
Carlos y yo cumplíamos años el 15 de abril, los dos a la vez, pero con un año de diferencia.
Yo era siempre 365 días más joven.
Nunca le pillaba:
yo catorce, él quince; yo diecisiete, él mayor de edad.
Hoy miro la esquela en el periódico de este domingo y, después de dos años de tiempo inmóvil, le he ganado, por fin, en la carrera de fondo de la vida: él sigue teniendo treinta años y yo ahora treinta y uno.
Le lloré mucho cuando murió y le recordé el año pasado a pesar de que acababa de terminar la agonía de mi abuelo y mi cabeza no estaba en su mejor momento.
Confieso que esta vez no me acordaba de él. Quizás porque el trajín de los días no me dejó ser consciente de en qué día estaba viviendo o tal vez porque el paso del tiempo termina por pasar las páginas que uno se resiste a que pasen.
No lo recordaba, es cierto. No quiero engañar a nadie diciendo que sí pero anoche, justo antes de acostarme, sonó “La chica de ayer” al poner el radio-despertador de la mesilla y me quedé petrificada:
dos años exactos.
Tal vez Carlos no quiere que le olvide.

12 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Hay recuerdos que se nos imponen, agazapados en cualquier rincón de la casa. Uno, entonces, se deja caer en ese mismo rincón y, a veces, llora. No te conozco personalmente, Sonia, pero tienes el alma noble de lo que vale la pena.

Íñigo San Sebastián Barja dijo...

Joder Sonia, me ha dado hasta miedo. Dile a Abyector que te ponga algún grupo de esos de los que él se sabe la letra y que te quite la radio del despertador...

Por cierto, tengo las entradas para el día 2 de junio, ¡desde hace un mes!

MartaLalitaa dijo...

Ayy Sonia, me has hecho llorar, qué facilidad tienes para expresar los sentimientos, me los has transmitido pero de qué manera!!
Un beso guapísima, nos vemos prontito ehh?

Justo dijo...

Se me ha hecho un nudito en la garganta Sonia... pero bueno, la vida sigue, y espero que te vaya muy bonita guapa!!

Besos y abrazos!

Justo

Cómo dijo Toño el otro día me a.p.t.c. echar un rato con vosotros.. vais a alguno de los karaokes que quedan?

Anónimo dijo...

Recordamos, lo Bueno, lo malo, lo que no queremos recordar, en el recuerdo esta la vida, y cuando nos vamos haciendo mayores, recordar parece que es uno de los síntomas que nos aferra a ella y nos prepara


No hay nostalgia peor que recordar lo que nunca jamás sucedió.

Un beso Sonia
David Grau

Sonia dijo...

Gracias por vuestros comentarios, chicos. Tengo más voyeurs en el blog que comentaristas y me gusta mucho leer vuestras opiniones.
Así que seguid, plis.
Pedro, tu comentario me recuerda a la canción de Serrat de "Aquellas pequeñas cosas". Un lujazo.
Íñigo, a mí también me dio miedito la experiencia, pa qué te voy a engañar. Estoy por mandarle la historia a Iker Jiménez.
Justo, si te "a.p.t.c." vernos dile a Toño que te explique de qué va todo esto. Igual te animas y nos puedes ver de verdad.
Lalitaa, David, Olga, Héctor y yo ya hemos quedado con Toño porque nos a.p.t.cía mucho vernos.
Lo dicho, comentale a toño y anímate.
Besos para tod@s!!

lunallena dijo...

Me parece que "Chica de ayer" es una de las canciones más bonitas que se han escrito del pop español de los 80 a esta parte. Si la juntamos con tu experiencia, realmente es muy especial. Yo nunca me cansaré de oirla. Te invito a ti y a todos tus 'visitantes' a escuchar la versión que hizo un grupo mío (en el que toqué y del que ahora soy mánager). Podéis entrar en la página del grupo: www.bogusband.net. Arriba, a la derecha veréis un reproductor y podéis escuchar el disco entero, que es una recopilación de versiones del pop-rock español de los 80. La versión de "Chica de ayer" es la 7ª u 8ª y tiene un rollito "U2" que a mí me encanta. No es la original del genial Antonio Vega (que es insuperable), pero creo que el grupo le ha dado otro rollo diferente que está muy bien. En el disco participaron Pepín Tre, Miguel Ríos, Javier Gurruchaga y Teo Cardalda. Ya me diréis...

Justo, vente al A.P.T.C.. Es un festival que se celebrará el 30 de Junio en Villanueva de Gállego (al ladito de Zaragoza) y nos vemos las caras. Estáis invitados tú y todas las personas que estáis leyendo habitualmente a la genial Sonia. Es un festival con entrada gratuita, pradera, pies descalzos en el césped, cerveza, bocatas... ,muy hippy, vamos. Nos lo pasaremos estupendamente, lo aseguro. Este año vienen Astrud, Pastora, Despitaos, hay danza, malabares...

Sonia, se me olvidaba... te quiero mucho. Recuerdos a Héctor.

¡¡¡Me voy al karaoke de Barnaaaaaaa!!!

;¬)

Justo dijo...

Joder Toño, qué buena pinta tiene lo del A.P.T.C., y te aseguro que iría, me dice mucho la gente que es buena simplemente por serlo, sin nada a cambio, y creo que por aquí andan de ésa clase...pero me coincide con un bolo, y es que soy un híbrido (mitad trabajador-empresario 'normal', mitad cantante) hago un tributo a Sabina denominado 'Un paseo por Calle Melancolía', ya te mandaré por mail alguna cosita a ver si te gusta, y paro que me estoy enrollando que te cagas!!

Besos+abrazos+perdón por enrollarme aquí con mis cosas!

Justo

Sonia dijo...

Justo, te recuerdo que estás en tu casa. Puedes contarnos lo que quieras.
Aprovecho la confianza para que nos invites a algún bolo de los tuyos por Graná. Jejejeje!
Cualquier excusa es buena para volver allí.

labegue dijo...

Chiquilla, me has puesto los pelos de punta. Me encanta leerte.
Bss, Ana

ana dijo...

Joder! tengo un nudo en el estomago...
En mi cabeza suena Time de Bowie mientras intento que mis lagrimas se congelen.
Has removido mucho en mi cabeza, en mi estomago, en mi conciencia, pero…

"Reconoce que es crudo aceptar, que no hay ser humano que le eche una mano a quien no se quiere dejar ayudar"

TQMMMMM!

Vanlat dijo...

No quiere que te olvides, claro que no, y eres incapaz de hacerlo. Has escrito un poema sobre aquello y has escrito una entrada en un blog que hace poco has empezado. Ninguno queremos que nos olviden, pero todos queremos que sigan (bien) con su vida... Una cosa nunca quita la otra.

Ojalá hubiera podido llorar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...