martes, 1 de mayo de 2007

May Day

Los que me vais conociendo ya habréis oído de mis inclinaciones célticas.
Pues bien, en estos instantes, en el hemisferio norte, estamos celebrando uno de nuestros festivales más importantes: Beltane o el fuego de la buena suerte.
Es una fiesta en la que se rinde culto a los dioses Belenos, asociado al Sol como astro curativo y portador de buena suerte; y a la Madre Tierra, dadora de vida.
Para honrar al Sol se encienden fuegos al amanecer y, para honrar a la Diosa, se otorga libertad en las prácticas sexuales. La música y la danza ayudarán en los rituales.
En nuestros pueblos aún quedan restos de estas prácticas ancestrales. Podemos encontrarlas en las tradicionales fiestas de Los Mayos o las Subastas de las Mozas que se conservan aún en muchísimas localidades de todo el país.
A pesar de lo bonito que me resulta ver estas muestras de sincretismo religioso disfrazadas de catolicismo, soy más partidaria de las celebraciones personales y de honrar a los elementos de la mejor forma en que lo sienta cada uno.
Este fin de semana he tenido la oportunidad de honrar a Belenos en la montaña, con buenos amigos, encendiendo fuegos (que no hogueras) hasta bien avanzada la noche, libando la cerveza del bar de Viniegra de Abajo hasta que no quedó ni una gota en todo el pueblo, danzando sobre las piedras y cantando hasta que aguantó la garganta.
Quise dar mi particular bienvenida a un verano que aún se resiste en llegar.
Quizás nos hayamos esmerado demasiado honrando al Dios y nos queda aún parte del trabajo.
Pues no sé vosotros, pero lo que es yo, tengo muchas ganas de quitarme el dichoso abrigo, las botas, la manta, que se vaya la nieve de los montes y empiece el tiempo de las terrazas y las cerezas.
Así que no os demoréis, haced los deberes esta noche y honrad a la Madre Tierra antes de que acabe el plenilunio.
Feliz Beltane.

6 comentarios:

lunallena dijo...

Ya ves que me he convertido en lector asiduo de tus crónicas. Ya eres mi riojana favorita. Besos desde este lado del Río Ebro.

Toño

celtibérico dijo...

Todos los que conocemos las festividades celtas sabemos que son las más divertidas de celebrar.
Ojalá fuera Beltane todos los días.
Saludos con gaitas de fondo.

Anónimo dijo...

Que bueno poder leerte, y leerte, y leerte.Y saber que puedo seguir haciendolo dia tras dia.

Un abrazo desde el Mediterraneo.

David Grau

Anónimo dijo...

Donde puedo comprar tu libro de poesía, de tripas corazón.

Gracias.

David Grau

Sonia dijo...

Hola a todos y muchísimas gracias por entrar aquí y dejar vuestros comentarios.
David, ahora te contesto a ti. El cuaderno De tripas, corazón se agotó y no se volvió a sacar otra edición porque todos sus poemas se incluyeron en el libro Planeta de Poliuretano con otros cuantos más. Si estuvieras interesado en comprarlo puedes pasarme tu dirección postal por email (la_soni@hotmail.com) y te lo enviaría yo misma sin ningún problema.
Otro abrazo fuerte y mil gracias por seguir el blog.
Besos

Íñigo San Sebastián Barja dijo...

Lo mejor del Beltane es que, mezclando lo céltico con el libre albedrío, nos podemos saltar las fechas y celebrarlo cuando nos venga en gana (yujur!).

Ya sabes Sonia, a seguir recordando y creando el "Tain Bo Cuailgne"!

Ps: jalma prima, hazme una visitica al "último mosquito", que se me está quedando sin sangre el pobre...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...