lunes, 4 de junio de 2007

Días de todo, vísperas de nada


Hay días que son raros tirando a malos.
¿Por qué? No sabría decirlo, pero una tiene el cuerpo tristón, con ganas de estar sola, de que no le den demasiado la tabarra y de pensar largo y tendido.
Esos días suelen venir después de momentos de euforia, de ratos que te esperanzan con proyectos nuevos que prometen sacarte de tu minúscula existencia.
Y lo que llega es eso: la nada.
Y la puñetera nada se te enreda en el estómago como un ovillo de zarzas y te esfuerzas por levantar el ánimo, por volver a emocionarte y sólo consigues que se te claven un poquito más adentro las espinas.
Te lías un Amsterdamer, miras la tele con cara de asco, ves el día tonto y gris que hace fuera de la ventana, contemplas los bambúes que empiezan a secarse, das una calada y hasta te gustaría tener ganas de llorar pero no hay forma.
Vuelves al trabajo, escuchas, sonríes sin fuerza, metes la cabeza en el inventario y rezas para salir pronto de la oficina y llegar a tu casa a acurrucarte, como un perro apaleado, en un rincón oscuro a esperar que vuelva la alegría a desanudarte las zarzas de las tripas.

7 comentarios:

Justo dijo...

Lo has descrito cómo todo lo que describes, prácticamente se puede tocar... ahora bién, prefiero, y ya estoy esperando a que me cuentes cuando te encuentres 'al otro lado' vale?
Esta mañana he hablado con la corista de la banda, y me ha dicho que ella ha estado en la jaima y que es una pasada... el fondo del escenario es el mar ;-)

Arriba los corazones!

Besos y ánimo!

Justo

labegue dijo...

No sabes cómo te entiendo, yo ultimamente tengo muchos días de esos, no se, a lo mejor es la edad, el darse cuenta de repente de que todo es finito, o el "añorar lo que nunca ocurrió", y encima soy tan féliz que no me perdono sentirme triste. Uf, que mareo, un día en la cresta de la ola y el siguiente en el fondo del mar, y todo eso sin biodramina, será la vida, que es como es.

Anónimo dijo...

Creo que en Zaragoza hemos de quedar para ir a la JAIMA y reencontrarnos con el mar. Y después de escuchar música, escuchar y sentir lo que nos dice el Mar.

Un beeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeso.

David Grau

guevofrito dijo...

"hay dias en que valdria mas no salir de la cama" como dice la que para mi es una de las mejores canciones en español del siglo XXI
http://www.youtube.com/watch?v=JpUxsudn4Tg

aunque si estas solita y apenada en casa entre las 4 y las 7 no hay mas que sintonizar a los gomaespuminos. que para celebrar su 25 aniversario los de onda cero les han obsequiado con una "no renovacion de contrato". toma ya.

lunallena dijo...

¿Te imaginas lo absurdo que sería estar siempre supercontentaquetecagasssss...? Para apreciar los buenos momentos hay que tener bajonazos. Lo mejor de todo es que mañana vuelve a salir el sol...

Besicos, guapa.

Toño

;¬)

Sonia dijo...

Lo mejor de los días grises son que disfrutas el doble de canciones como la que me ha adjuntado Dani (zenkiu, zenkiu, zenkiu), que valoras el triple los cariñines (merci, merci, merci) y que los Amsterdamer tienen un regustillo a fracaso que a veces mola. Además me salen mejor los poemas.
Por cierto, voy a escribir uno.
Besos!!!!

Anónimo dijo...

He llegado a leer esta entrada buscando en google amsterdamer, y me ha encantado, define esos momentos a la perfeccion

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...