jueves, 21 de junio de 2007

LITHA Solsticio de verano o 24 de junio (San Juan)

A las 20.06h en el hemisferio norte entra oficialmente el verano. Es el día más largo del año y la noche comenzará a ganarle terreno a la luz a partir de hoy.
La tradición de encender hogueras esta noche es ancestral y anterior, por supuesto, al cristianismo.
Para explicar por qué el solsticio está apadrinado por San Juan Bautista debemos remontarnos primero a la fiesta de la Navidad.
Por lo general, la erradicación total de una celebración es algo prácticamente imposible y suele producirse un sincretismo entre lo que se pretende instaurar y lo que ya existe.
En el solsticio de invierno (Navidad), es el día quien comenzará a ganarle terreno a la noche, justo lo contrario que ocurrirá hoy.
La luz del día está asociada directamente al dios que nos es más familiar, culturalmente hablando.
De hecho, en el origen etimológico de su palabra desde el griego hasta el castellano, pasando por el latín (Zeus/Día>Deus Pater>Jupiter) se puede comprobar esta afirmación.
Así, si en el solsticio de invierno nace la luz, nace un dios niño; seis meses antes, según la Biblia, ha de nacer Juan el Bautista. Excusa perfecta para cargarse de un plumazo dos fiestas paganas (aldeanas etimologicamente).
Y como yo soy pagana, aldeana y de pueblo y me siento orgullosa de serlo, tengo un pequeño poemario para honrar estas fiestas antiguas que seguimos celebrando sin saberlo.
Ahí os dejo el poema que compuse el año pasado dedicado a Litha, la fiesta de hoy.
Feliz solsticio!

La diosa se ríe a carcajadas y le dice al dios:
-¿Recuerdas lo que hablamos en Ostara?
El dios, maduro y bello como pocos,
se estremece al recordar ese momento.
-Esta noche te heriré de muerte.
Así ha de ser, siempre lo ha sido.
El bello dios siente el dolor del hierro albino.
Comienza a sangrar.
Las criaturas dormidas se despiertan.
Los espíritus de la noche reptan de sus madrigueras.
Algo les llama desde los confines del mundo.
Con la noche salen a bailar.
Los hombres copulan,
las hechiceras se elevan con sus escobas.
En el fuego hierven las pócimas y los filtros de amor.
Los cuerpos desnudos acogen al verano.
La luna sonríe y se refleja en los pozos.
El zahorí eleva su horca
y se estremece.

3 comentarios:

el olvido dijo...

hola, te convido a leer mis poesias (historias cortitas)...

labegue dijo...

Feliz solsticio, cómo me gustaría estar en chichen itzá. Me encantaría ver la serpiente en la pirámide, tiene que ser espectacular. Está claro que los mayas lo celebraban también ¿eh?

Ana

Sonia dijo...

Tienes razón, Ana, es lo realmente hermoso de todo esto: las grandes religiones, las que están y han estado en el poder y en los gobiernos tratan de resaltar las diferencias entre los pueblos.
Las religiones antiguas, las que están a ras del suelo, son las que muestran los parecidos.
Y no son pocos...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...