lunes, 24 de septiembre de 2007

Mabón

Estamos cansados.

La cosecha fue buena.

El verano, violento, cayó
en nuestro hombros
con la furia de Lugh.

Ya remite.

Ofrecemos espigas a la Diosa,
frutos maduros
y dulces.

Fuimos fértiles y jugosos.

El vino se derrama
en nuestras jarras.

La sonrisa es franca,
el rostro, cansado y cetrino.

Las manos
son los oráculos
de un ciclo que vendrá
a castigarlas de nuevo.

Algo invita
a empezar a recogernos.

Cortamos el último racimo
antes de esperar Samhain.

Volverá el frío
y el fuego a las cocinas
a renovar un ciclo
que nos hace eternos.

Con unos días de retraso pero... Feliz equinocio!

4 comentarios:

Labegue dijo...

El vino se derrama
en nuestras jarras.


Todo me lleva a lo mismo. ¿Me estaré volviendo loca?

Feliz equinocio

Adrián Pérez dijo...

Hola Sonia, me gusta como has plasmado esta visión poética, para mi comienza la estación del año que mas me gusta, el otoño, el colorido que tenemos en esta tierra es espléndido, aunque hasta finales de Octubre no se aprecia en su máximo esplendor, un placer tenerte siempre cerca con tus versos, un abrazo fuerte .
Adrian.

acróbatas dijo...

uff... esto último:

"Volverá el frío
y el fuego a las cocinas
a renovar un ciclo
que nos hace eternos."

:-)

Feliz equinocio! Besitos.

Anónimo dijo...

Feliz equinocio!!!!!!

Besos y que el frio llegue ya.

David Grau

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...