martes, 25 de septiembre de 2007

Nosotras parimos

Una cree que lo ha oído todo y que ya ha aprendido a hacer que ciertas cosas le resbalen.
Sin embargo confieso que no soporto, me sacan de quicio, me exasperan y me joden comentarios del tipo se rompe España o han destrozado el concepto de familia que vienen de la repetición que hacen iluminados hombres de bien, ejemplos de todo y guardianes de la moral como loros acatarrados, de consignas carpetovetónicas que algunos terroristas del periodismo vomitan a diario desde sus púlpitos.
Sin embargo, cuando una vive una vida normal a diario, con sus grisuras, sus modestas alegrías y sus planes, se da cuenta de que los verdaderos problemas se nos enmascaran para que no los veamos, con una fina niebla, y se nos dicta qué debe y qué no debe preocuparnos. Estoy casi segura de que se alegran del fracaso escolar porque manejan mejor nuestros deseos. Pero resulta que una es muy respondona y no le gusta que le dicten doctrinas y va con su santo a la sucursal bancaria y resulta que más que con la supuesta división de España se nos encoge el píloro cuando vamos a pedir un préstamo y vemos que nadie nos ha hablado en los noticiosos de la usura desmedida de los bancos (quizás porque nos hemos acostumbrado) o de lo que afecta a nuestro bolsillo que cierto gobernante de cierto país se (nos) metiera en una guerra absurda y se endeudara hasta las cejas y que ahora, para no perder (porque él nunca pierde) tengamos que ir costeándole su juego de soldaditos en busca de la gasolina perdida.
Pero ya digo que una se esfuerza en que eso no le afecte, que bastante mal rollo da el despertador cada mañana a las seis y media y decide ir con optimismo y piensa en avanzar despacito por el futuro y mira a su pareja y se plantean ser padres y se ponen tontorrones y se montan películas de esas en las que suenan violines y los niños dicen “te quiero papá” y, de repente, despiertan y ven que están aquí, en la España que se divide, sin familias ni fe, y una ya empieza a replantearse su función como mamífera porque ve que entre tanto español de bien que se rasga las vestiduras por conceptos absurdos las únicas rasgadas son nuestras vaginas en beneficio de la comodidad médica.
Como siempre, vamos de cojones.

9 comentarios:

manolotel dijo...

Te refrendo ¡Rayas y centollos!

La única "cesaria" que me gusta es Cesaria Evora

Besote

acróbatas dijo...

Pero... ¿sabes? Al menos, quedan personas como tú, que no se rinden, que patalean, que expresan su opinión y la defienden... Y yo, con eso, ya siento un poquito de alivio ante tanta absurdidad...

Besito reina.

PedroP. dijo...

Admiro tu lucidez ante la vida y me encanta tu lucha a través de la palabra.
Te sigo...

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Uno de los grandes problemas de nuestra Historia son nuestros gobernantes. Mientras tanto, seguimos tirando como podemos.
Aunque no pueda parir, subscribo todas tus palabras.

Labegue dijo...

Y cuando por fin tienes la vagina rasgada y re-rasgada, y has soportado tener que sentarte en un flotador, quitarte los puntos, grietas en los pezones y noches sin dormir..., después de todo eso, si te quejas, eres una floja, que fíjate tú las de antes que tenían 7 u 8 hijos y oye, que los criaban, y tu te quejas? si lo único que tienes que hacer es criar dos niños a lo sumo y limpiar la casa y trabajar un poquito. Anda ya!!!! Claro que se rompe el concepto de familia, pero no de la familia que quieren vendernos del papi la mami y el nene que van juntitos a misa los domingos y fiestas de guardar, sino el de los tíos, abuelos, chuletadas en el campo con partido de futbol, primos tirados por el cesped del parque, la vecina, la madre de la vecina y hasta el cura del barrio si hace falta. Eso es lo que se rompe pero no por falta de fe ni porque España se resquebraje (jejeje), sino porque cada vez quedan menos espacios dónde compartir de forma espontánea. Cada vez tenemos menos poder adquisitivo por culpa del Euro de las narices y de lo que se han aprovechado todos de la situación. Cada vez hablamos y nos vemos menos con los amigos, porque nos enganchamos a una televisión basura para cotillear hasta de los muertos. Cada vez los niños pueden andar menos solos por la calle, porque todo el mundo va con prisas, todo el mundo está estresado, porque el jefe te vigila, te presiona, no te deja vivir.
En fin, siempre nos quedarán las risas (...si no fuera por estos raticos), y cómo diría Sabina, más de cien palabras más de cien motivos.
Por cierto, el video me ha encantado. Se parece mucho al parto de David (aunque el mío fue más doloroso), menos mal que el de Lucía fue como parir en casa, gracias a dos matronas veinteañeras que se saltaron a la torera las normas del hospital para hacerme sentir una mujer y no una enferma.

Alguien ha leído hasta aquí?

Un beso.

Ana

Sonia dijo...

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios pero sobre todo a Ana (labegue).
Gracias por tu testimonio. No dejas de impresionarme.
Eres un lujo de amiga, una curranta y una auténtica madraza.
Otro beso!

kasi_siempre dijo...

Sonia, no te preocupes, seguro que más pronto que tarde llega todo eso: el préstamo, la hipoteca, el fin del reinado del dueño de los soldaditos -vendrá otro parecido, ya verás-, el rasgueo vaginal y el niño con el violín bajo el brazo... cuando menos te des cuenta.
Ana, sí... lo hemos leído todo, hasta la firma, ja, ja, ja, y nos ha gustado.
Un besillo, wpas!.

BarbiSuperstar dijo...

Siempre paso por acá y nunca digo nada... más por pudor que por otra cosa, en fin, que aunque estamos a mares y períodos de desarrollo de distancia, seguimos tan jodidos por acá, a todo lo que tú has escrito, se suma la mayor fractura de Latinoamérica y dónde mi país es el primero de la Liga - la desigualdad.

En fin Sonia, que me lío, pero cómo decía alguien por aquí, me adscribo a cada una de tus palabras.

Un abrazo guapa desde Chile.

Sonia dijo...

Gracias a todos de nuevo.
Me encantan vuestras opiniones.
Barbie, gracias también a ti por tu comentario. Te las doy especialmente porque espero que, en próximas ocasiones, vayas perdiendo el pudor que dices tener porque me encanta que, de vez en cuando, dejéis constancia de que os habéis pasado por aquí.
Me parece muy valiosa tu aportación al tema y tu punto de vista como latinoamericana.
Un beso muy fuerte!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...