lunes, 26 de noviembre de 2007

Eliminando los residuos de las alegrías tóxicas a base de zumo de piña y de agua del grifo.
Son curiosos los sábados que se prolongan hasta coincidir con las bicicletas, con las barras de pan y con los perros de paseo.
Son breves los domingos que empiezan con comida a las cinco de la tarde y con un “me quiero morir” cuando los pies aterrizan en el frío suelo del dormitorio.
Y son duros los lunes de nubes grises sobre los tejados de las fábricas en el Polígono.
No funciona la máquina y necesito un café bien cargado.

1 comentario:

acróbatas dijo...

Si es queeeee.... mira que yo lo digo y lo redigo... qué duros son los lunes después de findes resacosos... :P

Besito linda.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...