martes, 1 de enero de 2008

Abro una página limpia.
Estreno una agenda y temo que la tinta la estropee.
Descuelgo un calendario, con una sola página, y pongo en su lugar otro mayor.
Temo que el gancho no soporte el peso de los meses.
Hagamos recuento:
¿estamos todos?
No, algunos se perdieron para siempre.
Estuvieron a punto de lograrlo pero no hubo fortuna.
Nadie se acuerda de los viejos guerrilleros que se quedaron en las vísperas de nuestro estreno.
Los marroquíes escuchan su disco de tres canciones mientras se acicalan.
Los bares ruedan sus barriles espumosos y encienden las luces.
Las televisiones suenan de fondo.
La abuela intenta descansar.
El abuelo ahuyenta a la muerte con sus cataratas abiertas de par en par.
Se aferra a una vida de la que los más jóvenes, a veces, queremos apearnos.
Los últimos petardos explotan en las papeleras.
El mar golpea cerca del malecón.
Yo canto entre las ruinas de la Roma de Fellini.

4 comentarios:

Ignacio dijo...

Tenemos toda la vida por delante. Que la canción no termine nunca.
Suerte, Ignacio

acróbatas dijo...

Por finnnnnnnnnnnnnnn puedo dejaros un mensajito porque estoy en el trabajo ya!!! Y... ¿qué quieres que te diga? Estoy encantada de regresar al trabajo...

Un besito fuerte y que empieces muy bien el año, guapa!

Vanessa

Justo dijo...

Mi primer comentario del 2008, es para decirte que espero seguir leyéndote todos los días!! disfrutando de tus palabras y tu amistad.

Un besazo Soni

Justo

Labegue dijo...

Todo nuevo, limpito, casi da pena usarlo, pero hay que hacerlo..., a por ellos!!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...