lunes, 14 de enero de 2008

A Ángel González


Sin demasiadas ganas
de sincerarme con el patio de luces,
ni con las butacas,
ni con los ojos brillantes
que esperan mi discurso.

No quiero sincerarme
ni con mi espejo jaspeado
de gotas secas de jabón
y pasta blanca de dentífrico
ni con la foto reciente
en la que muestro
la mejor de mis sonrisas.

Prefiero seguir viendo
dos pupilas que brillan
al par de gafas que tapan
mis ojos rojos cansados
de tanto buscar tu nombre
en los registros
del eco de las sirenas y las toses.

Sin demasiadas ganas.
Sin ninguna, añadiría.

Sin tardes que merendar,
sin ángeles ya caídos
a quien intentar, entre sueños,
parecernos
aunque sea de lejos.

Sin demasiadas ganas
de dormitar este insomnio pesado
pero tirando de la cuerda
del coraje para cuando vuelvan
las demasiadas ganas
sin su sin.

Con su son.

Show must go on.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Precioso Sonia.Cada vez que escribes tu poesía que ya es un poquito de cada uno de nosotros me doy cuenta de lo grande que eres.

Millones de PETONS.

David Grau i olga

Justo dijo...

Una pasada...

Un besazo

Justo

acróbatas dijo...

Genial, me encanta!

Y sí, show must go on... pero va a costar sin él, eh? Un besito.

kasi_siempre dijo...

¡¡Bravo!! Qué grande eres, me la he releído varias veces. Cómo me gustaría tener esas sensibilidad para la poesía, cómo me gustaría haberlo escrito yo.
Un besote grande, chica!!

Labegue dijo...

Bueno, volverán las ganas de..., verás.

Un beso!

Íñigo San Sebastián Barja dijo...

eso de show must go on me está sonando, de alguien que yo me sé y que en teoría no has leído :O

Intertextualidad sin leeros antes, eso tiene que tener algún nombre griegofolológicochungo de esos...

Amarcord dijo...

SIN nada más que decir..

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...