martes, 12 de febrero de 2008

He rescatado esta vieja foto de un álbum que creía perdido y me ha reconfortado verme tranquila, con siete años menos, en un lugar precioso y como quisiera estar ahora mismo, después de un día eterno trabajando sin parar, sin tiempo para escribir, sin tiempo para contestar vuestros correos, sin tiempo para actualizar el blog tanto como quisiera.
Sin tiempo para mí.


11 comentarios:

Serge Halimoncevich dijo...

Very impressive!

Anónimo dijo...

¿Y dónde está ese lugar donde da envidia no estar?


Diego Marín A.

Sonia dijo...

Es Olite, Diego.
Un saludo

Anónimo dijo...

Qué foto más chula!
Y que tranquilidad desprende...

Un besico

Justo

acróbatas dijo...

Llevo un rato mirando la foto, qué preciosidad... qué sensación de calma, qué bien deberías estar... con esos almendros? en flor...

Qué maravilla y qué guapa. Gracias por compartir esta foto con todos nosotros.

Besitos preciosa... y relájate un poco que me da "nosequé" leerte así de agitada.

Vanessa

Marian dijo...

Pues si, la foto es preciosa y da una sensación enorme de paz y calma.

Un besito guapa

Anónimo dijo...

Que paz Soni,la foto es preciosarelajadora.

David Grau

Anónimo dijo...

Jodó, qué bien parece que se está.

Diego Marín A.

saturni_ana dijo...

¡qué bonito! qué ganas de tirarse al sol y contemplar...

Labegue dijo...

Me tumbaba yo ahora mismito allí, a hacer nada

Anónimo dijo...

Y que bien se estaba aquel 1 de abril, tirados al sol, uno en cada banco de esa placita del Castillo de Olite. Eso era lo que había, calma, paz,....
Después de siete años ya es hora de repetirlo....
Gracias Soni, por recordarme el momento.

Nere S.R.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...