viernes, 1 de febrero de 2008

Hoy vuelvo a pensar y a creer a pies juntillas en el viejo refrán que afirma que no hay mal que por bien no venga.

Cuando todo parece derrumbarse alrededor, cuando el IPC sube, cuando los vallenatos cantan a los mentecatos, cuando algunos hacen política en nombre de Dios, cuando los padres se vuelven hijos, cuando el viejo se nos vuelve niño y el niño se enferma como un viejo herido, cuando el mal tiempo parece un reflejo de nuestros ojos.

Cuando todo se nos va hundiendo como si estuviéramos atrapados hasta la cintura en el centro de un reloj de arena, cuando ya hemos perdido la esperanza y asumimos el infortunio como inevitable.

Cuando ya no hay miedo ni resistencia que valga, porque lo que tenga que ser será, cuando las únicas muletas que nos sostienen son como las patas de un caballo de cristal de Murano.

Cuando todo lo trágico está a punto de suceder y decidimos asumirlo y darnos una ducha y que al llegar nos encuentre, al menos, aseados y ligeros de equipaje; siempre hay una cabriola del azar que nos obliga a mirar para otro lado y ver cómo brilla de nuevo nuestra buena suerte.

Ya lo dijo Rubén Blades...

Sorpresas te da la vida, ay!

3 comentarios:

guevofrito dijo...

"en casi todo los conciertos de esta gira me llegan cartas y poemas generalmente cursis de chicas y aficionados, que a mi me gusta leer y guardar, pero esta tarde me han hecho llegar un libro maravilloso que esta muy bien escrito, lo he leido hace un rato en el camerino, creo que esta por ahi la autora, se llama sonia san roman y para ella es esta cancion" joaquin dixit (fue mas o menos asi no?)
http://es.youtube.com/watch?v=Fnoy2hTvFpE

ah!asi que eres lo que escribes y eres como escribes. eres musa joaquinesca y eres la ostia de nuestra misa literaria diaria, devotos del sanromanismo apostolico y riojano.

acróbatas dijo...

Y qué haríamos sin esas sorpresas? A veces eufóricas, otras inoportunas y otras de otras... raras...

kasi_siempre dijo...

Mientras las sorpresas sean buenas... Pues sí, hay que veces en las que se cumple el dicho "no hay mal que por bien no venga", pero sueles ser las menos ¿eh? Generalmente, cuando algo nos sale mal, nos sale mal. Otra cosa es que "el que no se conforma es porque no quiere", que "en el pais de los ciegos, el tuerto es el rey" y que "a rio revuelto, ganancia de pescadores", jejeje...
Un besillo, artista!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...