jueves, 13 de marzo de 2008


Mi padre siempre dice que en esta vida es mejor que nos tengan envidia a que nos tengan lástima y no le falta razón.
Sin embargo, a algunas personas les sigue compensando más la atención que reciben con su victimismo y eso les ata aún más a él.
Por lo general esas mismas personas son las que más envidian.
Lo primero que el “envidiado” piensa es ¿y por qué a mí si mi vida es común y corriente? Y empieza a caer en la cuenta de pequeños detalles: que si mi casa tiene unas alfombras no sé cómo, que si mi coche es no sé cuál, que si he hecho no sé qué viaje, que si he escrito no sé qué cosa...
Vale, pues si me envidia la alfombra, el coche, el viaje o el verso; que vaya a la tienda, al concesionario, a la agencia o que escriba o lea más.
Pero no, al envidioso le compensa más destruirte para que no le hagas la sombra que él cree que le haces.
Te adulará cuando estés delante y cuando no estés te despellejará como a un conejo recién cazado.
¿Los ignoramos, les damos su misma medicina, mantenemos las formas aunque nos sangre la lengua de tanto mordérnosla?
Decidme vosotros porque yo no lo sé.
¿Qué hacemos con los envidiosos?

8 comentarios:

MYRIAM APÚNTATE dijo...

La envidia de la gente nos muestra qué infelices se sienten, y su constante atención a lo que hacen o dejan de hacer los demás, muestra cuánto se aburren.
Supongo que lo mejor es pasar y sentirte bien por no verte en esa situación, y por saberte en tu sitio y feliz con lo que tienes, pero es cierto que en ocasiones te apetece decirle un par de cosas a más de uno/a.
Si das con la clave... sería el post del año!!
Besos reina ;)

Marian dijo...

Ains... la envidia, qué penita me dan los envidiosos. Yo estoy ya curada de espanto en ese tema...

Finalmente he decidido que lo mejor es pasar de ellos, aunque a veces me sangre la lengua, como muy bien dices(además creo que eso les molesta más todavía)!!!

Un besito anti-envidiosos

Justo dijo...

Yo pienso, que lo que más daño les hace es la ignorancia... pero en mi caso al menos, me ocurre que no puedo verle la cara cuando yo estoy delante, y finge cómo un bellaco... me largo echando leches!!

Un besico

Justo

Anónimo dijo...

La envidia es algo que en algunas personas se instaura sin saber por que, pero recuerdo la formula que utilizo mi madre para quitarnos eso llamado envidia. recuerdo alguna frase de mi madre cuando mi padre falleci� y la situaci�n en m� casa era muy precaria en el punto de que rebusc�bamos monedas en casa para comprar el pan y mi madre hac�a grandes esfuerzos para pagar el colegio privado donde �bamos, incluso muchos vecinos nos daban ropa para vestirnos, el pasar de todo a nada, eso y que lo que nos dec�a mi madre con 8 a�itos era: Mis ni�os ahora en el col� ver�is que los otros ni�os llevan los libros nuevos, que llevaran bambas de marca, que tendr�n los �ltimos juguetes que han salidoetc� hijos, nunca dese�is nada de los dem�s y menos sin esforzaros para conseguirlo, conformaros con lo que ten�is y deb�is estar contentos de todo lo que os pase en la vida, lo bueno y lo malo ,por que eso es lo que os ense�ara los valores que teng�is de mayores.

Ahora con 36 a�os y mirando atr�s veo que la envidia poco a poco se convirti� en admiraci�n, si alguien escribe bien lo admiro, si alguien canta bien igual etc�

Perd�n por el tost�n.

Y con los envidiosos no hay que hacer nada, ya que viven en una infelicidad constante que nos les deja avanzar.
David Grau

Anónimo dijo...

pues lo que te pida el cuerpo...

lo normal es que te pida pasar y estar a lo tuyo, pero si te pide decirle 4 cosas pues se lo dices

y allá cuidaos

besos

Carmen

guevofrito dijo...

yo creo que lo mejor es pasar de ellos y su mediocridad, no darles importancia, no perder el tiempo con esa pobre gente que bastante tiene ya con ser envidioso. porque yo no creo en la envidia sana, la envidia nunca es sana. o se tiene o no se tiene. que no te de lastima un envidioso eso si!

Natalia dijo...

Hola soy Natalia la de escocia te queria mandar un besito,me ha gustado blog aunque no lo entiendo mucho besos para Hector que le vimos en la television y otro para mi tia Ana.

Anónimo dijo...

Peor aún que los envidiosos sin más son los envidiosos que están llenos de complejos de inferioridad, tienen muy mala educación y encima van de victimas aparentando lo que no son. Es una mezcla explosiva, y lo mejor que puedes hacer es alejarte de sus vidas y olvidarlos. Es un buen consejo. Marta

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...