martes, 6 de mayo de 2008

Aún con las zapatillas de la calle, un vaquero ancho, viejo y blando y la camiseta morada de Lucy in the sky with diamonds enciendo un cigarrillo y veo en el correo la forma definitiva de mi Punto de fuga entre maullidos mimosos que reclaman mis caricias.
Son las 22.08 y espero que suene el timbre para ver correr a Leo hacia la puerta porque sabe que llegas e ignoraré tu cansancio y me importará un bledo el mío y, sin que te hayas quitado la chaqueta, te enseñaré el álbum de fotos nuevo hablando sin parar y el pdf de Nacho con cara de niña con zapatos nuevos y haremos la cena y, mañana, miércoles y, algún día, los horarios serán humanos y estos ratos breves serán mayores.
Mira, ya suena el timbre, ya corre Leo.
Ya vienes.

7 comentarios:

Justo dijo...

Un besico para los tres!! ;)

Justo

acróbatas dijo...

Esas ganas de ver a alguien me vuelven loca!!!!!

Casi he podido ver el brillo de tus ojitos cuando ha sonado el timbre, justo antes y después de abrir la puerta.

Mil besitos guapa!
Vanessa

Anónimo dijo...

Ay¡¡ esas sensaciones que buenas son.Hoy por hoy,en esta vida sin limites de horas el mejor momento es aquel que el corazón te da un salto cuando se abre la puerta de casa y te abrazan y abrazas.

Un petonet.

David Grau

Íñigo San Sebastián Barja dijo...

Buf, vaya par de elementos para alegrar un día, ¡quién lo diría! ;)

Javier Herce dijo...

Corre, que viene, cooooorre!!!!

Marian dijo...

Lo cuentas tan bien, tan de verdad, que casi casi me podía imaginar viendo la escena desde un rinconcito de tu casa.

Un besote, reina

Lara dijo...

Uf.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...