jueves, 8 de mayo de 2008

La historia de cualquiera de nosotras. Un poema de Eva Vaz.


Mírate, mírate digna.
Si puedes.
Mírate y clava tu conciencia
en la carne,
en el currículum,
en los recuerdos que no te permites.
En la basura que te sobra.

Mírate, mírate digna.
Y calla.
O grita
sin pulmones
si ves que se te ha deformado
el espíritu
con las miserias que te comes
todos los días.
O cómo aprendiste a digerirlas
mejor que las proteínas.
Mete la cabeza en el cubo
y respira.

Mírate, mírate como puedas
si ves que los prejuicios de antes
tampoco te dejaban ser
libre
y ahora ya no son prejuicios
tus responsabilidades
y te sigue faltando el oxígeno
porque ya no tienes derecho a
gritar.

Mírate, mírate y recuerda
lo que eres,
porque cuando vuelvas a hacerlo
ya no serás lo que ves.

Pero serás más fuerte.
Y podrás soportarlo.

Para conocer más sobre esta autora visita su sitio:
http://minombre.es/evavaz/

5 comentarios:

Labegue dijo...

Gracias Sonia!! Era precisamente lo que necesitaba hoy.

Besos

Ana

Anónimo dijo...

Mírate, mírate y recuerda
lo que eres,
porque cuando vuelvas a hacerlo
ya no serás lo que ves.

Pero serás más fuerte.
Y podrás soportarlo.

Bueno, esto me ha puesto el corazón a cien.

Buenisimo Soni,gracias de corazón el traer estas preciosidades a tu blog.

Increible,un pasada

David Grau

Lara dijo...

Uau. Buen descubrimiento. Gracias. Un besazo.

Anónimo dijo...

Jolín, jolín, jolín, jolín... maravilloso... Muchas gracias por compartir todo esto con nosotros, Sonia!

Besitos.

acróbatas dijo...

Bueno, supongo que saldrá Anónimo, el comentario de antes era míoooooooooooooooooooooo... :S

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...