lunes, 19 de mayo de 2008

La insoportable levedad del ser. Milan Kundera



El hombre nunca puede saber qué debe querer, porque vive solo una vida y no tiene modo de compararla con sus vidas precedentes ni de enmendarla en sus vidas posteriores. No existe posibilidad alguna de comprobar cuál de las decisiones es la mejor, porque no existe comparación alguna. El hombre lo vive todo a la primera y sin preparación. Como si un actor representase su obra sin ningún tipo de ensayo. Pero, ¿qué valor puede tener la vida si el primer ensayo para vivir es ya la vida misma? Por eso la vida parece un boceto. Pero ni un boceto es la palabra precisa, porque un boceto es siempre un borrador de algo, la preparación para un cuadro, mientras que el boceto que es nuestra vida es un boceto para nada, un borrador sin cuadro.

Anoche me quedé completamente huérfana al terminar de leer el último párrafo.

Lo he devorado con insana devoción, como hacía tiempo que no disfrutaba un libro.

Tanto tiempo en el estante esperando ser abierto y, en menos de una semana, ya cerrado y devorado.

Milán Kundera, párrafo a párrafo, va ahondando en las miserias humanas con la precisión y la certeza de un cirujano hasta el punto de que nos vemos identificados no sólo con un personaje, sino con parte de todos o con todos en general.

Estupenda también la descripción que ofrece de la invasión rusa en la antigua Checoslovaquia y magistrales las reflexiones filosóficas con las que salpica toda la novela.

Y después de esto, a ver qué empiezo a leer yo esta noche porque lo tengo aún demasiado presente.

4 comentarios:

acróbatas dijo...

Ufff, imaginaba que lo estabas leyendo por algún comentario que había visto tuyo y que ahora no recuerdo dónde. Es un libro que me marcó bastante y recuerdo que al poco de terminar de leerlo escribí esto en el blog:

http://acrobatas.blogia.com/2006/033001-............-somos-levedad-.php

Es un fragmento puro y duro, no explico nada de él pero lo titulé justo con la misma banda sonora que hoy le has dedicado tú.

Un besito grande grande grande.
Vanessa

Marian dijo...

mmm, llevo tiempo queriendo leerlo pero sigue en la lista de los pendientes, espero que por poco tiempo!!!


Un besito linda

Rous dijo...

Uff, qué alegría que te haya gustado. Creo que es el único libro que he releído tres veces, y aún de vez en cuando lo saco de la estantería, lo abro por cualquier página y leo uno de sus párrafos mágicos. Me marcó y me sigue marcando, en distintos momentos de mi vida he querido ser, alternativamente, Teresa, Sabina e incluso Tomás. O Karenin.

MARIANO dijo...

Pues "La inmortalidad" que creo que es el siguiente que escribió, te lo recomiendo 100% también.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...