sábado, 5 de julio de 2008

Demasiadas emociones durante muy pocos días.
Mucho por ordenar y poco tiempo para hacerlo.
Parece que finalmente todo vuelve a encajar en su sitio.
Los posos regresan al fondo de la taza después de girar por culpa de una cucharilla ansiosa.
Como postre para acompañar ese café, anoche vi las luces de Bilbao desde Kobetamendi escuchando a The Police.
http://actualidad.terra.es/cultura/articulo/the-police-bilbao-2598103.htm
Fantásticos.
No hay que buscar más adjetivos.
Por cierto, Sting está de lo más interesante.
Sí, señor...

5 comentarios:

Marian dijo...

Pues yo les acabo de ver un ratito por la tele en el concierto del Rock un Río y la verdad es que Sting iba un poco apretadito, tanto la camiseta como el pantalón, no sé yo si eso debe ser bueno...

Ya está aqui en casa tu joya :)

Muá

Sonia dijo...

Hola Marian!
Si apretadito iba, pero a ver qué hombre de 58 añazos tiene aún ese cuerpo serrano.
Y no sé, las barbitas canosas y la mirada redentora al estilo Sean Connery me pudieron.
Voy a dejarlo que esto parece la hora del café en la oficina!!
Jajaja
Ah! Y que me alegro de que haya llegado bien.
Beso fuerte!!

Rous dijo...

Ese peazo de cuerpo... esos pectorales cincelados bajo la camiseta... esa barbita... esas manos acariciando las duras cuerdas del bajo... esos ojillos juguetones... Uf, menos mal que llovió un rato y refrescó, porque menudo calor que hacía en Kobetamendi, ¿verdad?

Anónimo dijo...

Joer,esa aguita entre la comisura jejeje.

Quien llegara a los 54 como el.

besos a las tres

david grau

Labegue dijo...

Cómo estáis niñas!! Calmarse pordió!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...