miércoles, 13 de agosto de 2008

14 DE AGOSTO DE 2008 20.00 HORAS
LA GOTA DE LECHE —LOGROÑO—

LOS POETAS DAVID ELOY RODRÍGUEZ E IVÁN MARISCAL PRESENTAN EN LOGROÑO SUS ÚLTIMAS OBRAS

Se trata de los poemarios Los huidos de David Eloy Rodríguez (cuya poesía mereció el Premio Surcos de Poesía en el año 2000) y Comprensión de la penumbra de Iván Mariscal que ha musicado algunos de los poemas y los interpretará acompañado de su guitarra.
Conducirá el acto el poeta Íñigo San Sebastián Barja.


Logroño, 13 de agosto de 2008.

Dos de los poetas más activos de la joven poesía andaluza recalan en Logroño para protagonizar la cuarta jornada de Agosto Clandestino (Poetas en Logroño). La Palabra Itinerante es un colectivo de agitación y expresión cultural. Tiene su nacimiento en Sevilla y Cádiz, y se dedica a la acción poética a través de diversas vías, lenguajes y cauces, en un continuo proceso de investigación hacia una comunicación honda y transformadora.

Entre las múltiples dedicaciones de los autores que integran el colectivo se encuentran: la creación de su propia obra y su difusión; la búsqueda de modos eficaces de accionar los textos (con propuestas y soportes que contemplan el anudamiento de música y poesía, la poesía escénica, la poesía sonora, en actuaciones en vivo o a través de registros); la organización de actividades para la difusión de la literatura (como es el caso del ciclo permanente Poesía en Resistencia, que se celebra en El Almacén de la Imperdible, en Sevilla, todos los miércoles desde 2001 y por el que han pasado para recitar más de sesenta autores de todo el Estado hasta la fecha); tareas de edición; organización de actividades para la animación a la lectura y la escritura, como es el caso de los diversos talleres de creación literaria que coordinan e imparten para diversos públicos e intereses. Todas las actividades de La Palabra Itinerante parten de los presupuestos de una fuerte implicación con el entorno social y una conciencia de la responsabilidad y función social del arte, el hecho literario, y de aquellos que lo ejercen.


David Eloy Rodríguez (Cáceres, 1976). Vive desde 1993 en Sevilla, adonde se trasladó desde Jerez de la Frontera (Cádiz), donde transcurrió su infancia. Es licenciado en Comunicación Audiovisual y ha realizado también estudios de Antropología. Se dedica a la literatura y a la difusión cultural.
Ha publicado varios libros de poesía y su obra ha sido recogida en numerosas antologías nacionales e internacionales y volúmenes colectivos dedicados a la poesía española actual. Además participa desde 1996 en diferentes proyectos escénicos vinculados a la palabra poética. Con ellos ha intervenido, accionando de viva voz su propia obra, en numerosos festivales literarios y artísticos, bien sólo o bien en compañía del cantautor Iván Mariscal -quien ha adaptado musicalmente e interpreta algunos de sus poemas-, del Circo de la Palabra Itinerante o de los poetas Miguel Ángel García Argüez y José María Gómez Valero.
Ejerce crítica literaria y textos suyos han aparecido en revistas y otras publicaciones literarias, artísticas, de pensamiento. Ha intervenido con sus creaciones en diversas exposiciones colectivas de arte contemporáneo. Es uno de los editores de la aventura independiente Libros de la Herida.
Vinculado al colectivo de escritores La Palabra Itinerante desde 1996, realiza desde allí acción cultural y social, imparte talleres de creación literaria, participa en tramas e intervenciones artísticas y coordina iniciativas culturales.

OBRA:
Es autor de los libros de poemas: Chrauf (Ediciones de la Universidad de Sevilla, 1996), Miedo de ser escarcha (Qüasyeditorial, 2000, Premio Internacional Surcos), Asombros (Imagoforum, colección Carne y Sueño, Sevilla, 2006; con imágenes del artista Miki Leal) y Los huidos (ediciones 4 de Agosto, Logroño, 2008).
Textos y poemas suyos han sido incluidos en diversas antologías, entre ellas: Voces del extremo (Fundación Juan Ramón Jiménez, en 2001, 2002 y 2008); Once inicial (Fundación Municipal de Cultura de Cádiz, 2002); No doblar las rodillas: siete proyectos críticos en la poesía española reciente (Universidad de Chile, Santiago de Chile, 2002); Poesía de la Conciencia (Zurgai, Bilbao, 2003); Sevilla: 24 poetas y 24 artistas (Imagoforum, Sevilla, 2004); Andalucía Poesía Joven (Editorial Plurabelle, Córdoba, España, 2004); Alzar el vuelo (Imagoforum, Sevilla, 2006); Literatura Joven de Andalucía (Punto de partida, UNAM, México DF, 2007); Poesía Viva de Andalucía (Universidad de Guadalajara, México, 2007); Once poetas críticos en la poesía española reciente (Baile del Sol, Tenerife, 2007), Poesía española 2008 (Alhambra Publishing, Bélgica, 2007), Poetas en el camino (Nuño, Sevilla, 2008), Palabras que se mojan (Diputación de Sevilla, 2008) o Aquí y ahora (Igriega, Madrid, 2008).
Ha participado también en libros colectivos como Miradas, ecos y reflejos (Cgt, 2004), Vida de perros (Ediciones del 4 de Agosto, La Rioja, 2007), Poetas en bicicleta (Nuño editorial, Sevilla, 2007) u Once poéticas críticas (Contratiempos, Madrid, 2007) y textos suyos han aparecido en revistas y publicaciones literarias, artísticas y de pensamiento como Mercurio, Renacimiento, La hamaca de lona, Alhucema, La última canana de Pancho Villa, Cámara lenta, Ágora, Ex Libris, Puerto...
Poemas suyos han sido traducidos al catalán, al italiano, al francés y al portugués.

PREMIOS:
Premio de poesía Universidad de Sevilla 1995; premio Fernando Quiñones 1998; premio internacional Surcos 2000; premio Creación Joven de Sevilla 2007; premio Muestra Andaluza de Literatura Joven, Málaga, 2008.

POÉTICA:
El malentendido es la norma. La comunicación es la excepción. El amor es el milagro.
Así pues:
Escribir por amor. Escribir para entender el mundo. Escribir para la transformación.
O bien, dicho por Juan José Saer (1937 - 2005):
La cultura no se declara, se hace. Y casi siempre en un paisaje de barbarie. El trabajo puede parecer a veces inútil y amargo, y la lucha desigual ante el poder ilimitado de lo adverso. Pero eso carece de importancia porque la creación, aun en un universo indiferente, es una especie de redención práctica en la que el agente transformador se transforma a sí mismo aunque el mundo que ha querido cambiar siga igual. Antes que nada la creación es alegría, pero también arma y consuelo.


Líneas de fuga

Huir lejos del odio y sus madrigueras
encendidos de pasión y búsquedas.
Huir por desesperaciones y refugios
con un equipaje de amor y desasosiego.
Huir hacia una hora sin puntos cardinales,
como equilibristas por el fino cordel de la cordura
o como mendigos que persiguen
un merecido corazón sobre la tierra.
Huir guiados por brújulas rotas.
Huir confiando en la fuga.
Huir para encontrarnos.


Iván Mariscal. Andaluz de Jerez de la Frontera, nacido en 1976, licenciado en Filología hispánica. Escritor, músico, cantautor, filólogo y periodista. Integrante del colectivo La Palabra Itinerante, Comprensión de la penumbra es su primer libro de poemas. Sus poemas han sido publicados en numerosas revistas tanto impresas como digitales de Latinoamérica y España (Lunas rojas, Alhucema, La vaca de muchos colores, etc) y ha sido antologado por la Fundación Juan Ramón Jiménez en el libro Voces del extremo. Poesía y canción y recientemente en Voces del extremo. Poesía y capitalismo. En 2007 se le le concedió el primer premio de poesía del XIV Certamen Expresión Joven de Jerez de la Frontera. En 2001 publicó el CD Un día en el país de los humanos, y actualmente está en proceso de aparición su nuevo trabajo, Canciones en tiempo de guerra. Ha actuado por todo el territorio español en teatros y salas de conciertos, solo o acompañado de los poetas David Eloy Rodríguez y José M. Gómez Valero.
Iván Mariscal interpreta actualmente canciones de la grabación que actualmente está realizando, con la colaboración de músicos de prestigio, centrada en la poesía de jóvenes autores andaluces, trabajo en el que continúa una fructífera trayectoria dedicada a las relaciones entre la palabra poética y la música.
Mantiene un blog en la Red: http://www.elcazadordemariposas.blogspot.com/
Poemas en: http://lasafinidadeselectivas.blogspot.com/2007/10/ivn-mariscal.html



Variaciones sobre una suite amarga

Mi infancia son recuerdos de chocolate
y pan duro, también de lagartijas
sin rabo, de bocata en la mochila,
de tardes con rumor de comba y tiza.

De mis quince años queda la visión
de una puerta, con todo lo que eso
significa, de faldas de colegio
de monja, de una noche a frío lento.

De lo que pasó luego
no hay mucho que contar.
Me fui haciendo viejo.
Creo que este poema lo confirma.

2 comentarios:

acróbatas dijo...

Ayyyyy, pues no sabes lo que me gustaría estar por allí disfrutándolo con todos los que tengáis ocasión de estar por allí... sniffffffff!

:(


Un beso gigante.

Belcebú dijo...

Hola,

Acabo de llegar a tu blog por causalidad y me está gustando mucho.

Compartimos bastantes gustos.

Con tu permiso me pasaré por aquí de vez en cuando...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...