martes, 19 de agosto de 2008


Mojar la cabeza
en un cubo de optimismo
para que cuele
por la tubería
el polvo que se ha hecho grasa
en las raíces.

Envolverla en una toalla vieja
para retener el frío
y avivar los sentidos
anestesiados por las paredes granates
de esta cárcel auto impuesta.

Y secarla al viento
sin miedo a las manos
afiladas que me apuntan
con dedos negros y envidiosos
para volver a ensuciar
mi pelo lacio.

Dicen que ya no hay quién me entienda
y llevan razón.

6 comentarios:

acróbatas dijo...

Puedo cogerla y hacerla mía....? Aunque sea sólo por un día, hoy la has clavado y me he desmoronado...

Un beso gigante.

Vanessa

Justo dijo...

Me encanta Soni... cómo siempre!

Un besico

Alhuerto dijo...

La gente no ha de entenderte, únicamente comprenderte o como mucho aceptarte. Es suficiente.

El pelo sin peinar, tal cual, aunque te tachen de dejado, pero es tu dejadez y solo tu sabes porque.


Saludos.

Labegue dijo...

A mí tampoco me entienden. Qué cosas! Me gusta mucho Soni.

Un beso.

Anónimo dijo...

Preciosa Soni como todo lo que escribes.

petons amb salmo

david grau

oscar dijo...

Desde hace ya algun tiempo sigo lo que escribes en este tu blog y no puedo mas que asombrarme cada vez que hay algo nuevo. Es una lastima que aca en México no se encuentren tus libros...

Que poesia!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...