lunes, 10 de noviembre de 2008


El malva y el ruido diarios,
el frío en la sonrisa
y el miedo en la cuenta corriente.

La casa a medias,
el pelo y los amarres
al fin cortados.

Y la niebla espesa
delante de los ojos
llenando un camino
por el que caminar alegres
por si acaso.

7 comentarios:

Marian dijo...

Ya echaba de menos tus poemas :)

Gracias

un besazo

Marian dijo...

Ya echaba de menos tus poemas.

Gracias

y un besazo que espero que llegue a pesar de la niebla

acróbatas dijo...

escalofrío...

David Nashbar dijo...

O también estaría regular caminar mudables. Si acaso.

antonio alfaro sánchez dijo...

yo tambien echaba de menos leerte pájara, un beso

Anónimo dijo...

Que bueno leerte otra vez.

Abrazo

David Grau

Anónimo dijo...

Que bueno leerte otra vez.

Abrazo

David Grau

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...