lunes, 29 de diciembre de 2008

2008

2008 comenzó robándonos el norte.
Fueron las carreteras las que conducían nuestros coches y nuestro mapa la inercia del dolor inevitable.
Vimos las cascadas azules del Urederra en primavera creyendo que nos devolverían la calma y en el viaje de regreso se nos derrumbó el último bastión que aún conservábamos en las tierras altas.
Llovía plomo en el hueco que el tiempo dejó en nuestras conciencias después de arrebatarte de un plumazo tu infancia.
Mientras tratábamos de recomponernos llegó Leo a llenar de pelo las alfombras; yo cumplía 32 y tú 30 y comenzó a trazarse un Punto de fuga de todo aquello.
Vimos casarse a algunos de nuestros amigos y con alegría fuimos remendando los días por los que caminábamos.
Me tentaron los Diablos Azules en un Madrid siempre dispuesto y me arroparon abrazos y acordes que fueron más allá de los viajes y de mí.
Agosto, siempre poético, siempre clandestino y agotadoramente hermoso.
Vinieron acrobacias aún secretas que me llenaron de inquietud y de alegría.
En septiembre llegaron la calma, los balances y los números rojos y el azul del Urederra devolviéndonos esta vez una mirada amable entre las hayas.
Luisa, como siempre, llegando en el mejor de los momentos a tirar de la cuerda conmigo.
Año nuevo.
Tercer aniversario con el anillo puesto y demasiada actividad que me asfixia.
Necesito hacer repaso y vaciarme.
Gavà.
Vanessa, Rubén, Pancho, Luis, Quique vuestras pupilas, vuestros ánimos y mis nervios.
Respiro y aún puedo sentir el bloqueo que me impide contar.
Fue un sueño y yo estaba allí.
Las máquinas a veces nos sirven de espejos. El ordenador explota y siento que debo soltar lastre.
Muchos no están de acuerdo, pero yo siento que avanzo más liviana y eso es bueno.
La crisis mental de mi alrededor está a punto de engullirme pero tú nunca me fallas, ni nuestros amigos, que a veces no me encuentran cuando me buscan y, a pesar de mis ausencias, me siguen demostrando afecto.
Acaba el año y hago recuento.
Seguís ahí la mayoría caminando conmigo y yo con vosotros.
Planes y Planetarios.
Vuelos juntos.
Y Luisa, como siempre, llegando en el mejor de los momentos para enseñarme el universo dentro de una mandarina.

5 comentarios:

carmen beltrán falces dijo...

un beso pitufina

seguro que este año será más tranquilo

;)****

Justo dijo...

Ya sabes que en un rinconcito del sur, siempres tendrás una casita... una cama, una guitarra, un hombro en el que apoyarte... y muchas risas!!

Un besico Soni.

Justo

Labegue dijo...

Cómo emociona leerte, cabrita.

Feliz año. Este será aún mejor.

Beso

Luisa dijo...

Jo... que me has emocionado mucho!! Feliz año, amiguita.

acróbatas dijo...

Mi niña, que emocionante ver mi nombre en tu 2008 y qué maravilla saber que el 2009 volverá a mantenernos unidas por tantas y tantas cosas que tenemos que vivir y compartir.

Un beso gigante, voy a ponerme al día de tu blog que he estado perdida estas últimas semanas.

Vanessa

Pd: y actualiza más a menudo que te echaba mucho de menos por aquí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...