sábado, 21 de febrero de 2009


Un té con mi hermana resguardadas del viento del norte en una atalaya que ya no nos pertenece.
Hablamos de bobadas con ese sentir siamés que nos hace piña a pesar de nosotras mismas.
Una estufa eléctrica arde con leña de mentira y la camarera agradece nuestra presencia entre tanto hombre con mono de trabajo.
Protestan, se quejan, hay cierta tristeza en sus palabras gruesas.
El día termina y el bar les resguarda de la lluvia de febrero.
Entra el frío por la puerta y sorbemos nuestros vasos con las dos manos para hacernos calor.
Se hace el silencio y nos detenemos a escuchar los platos entrechocando en el fregadero y el sonido de la cafetera fabricando espuma y alivio.
Volvemos a la calle sin abrir los paraguas porque el vendaval no lo permite y absorvemos con los bajos del pantalón el agua de los charcos.
Las panaderías tienen los vidrios empañados y huele a bizcocho casero.
Ni un alma detrás de las esquinas.
Nuestros zapatos cuentan en voz alta los pasos perdidos y un sol de invierno asoma inesperado entre las tejas.

8 comentarios:

guevofrito dijo...

siempre apetece ponerse las botas a tes en la tertulia de laguardia

antonio alfaro sánchez dijo...

bello como siempre querida sonia

Ana Beguería dijo...

Qué bonito!

Un beso para ambas

Anónimo dijo...

Muy bonito Sonia.Donde es la foto? me gusta un montón.Las casas del fondo,sus colores y la luz amarillenta del fanal.

Besos

David Grau

kb dijo...

Es Laguardia, un pueblo bello de aquí al ladito de Logroño. Bonito texto Soni, ¡escribe más!

Sonia dijo...

Efectivamente es Laguardia, un pueblo bellísimo.
Gracias a todos por vuestros comentarios.

Anónimo dijo...

Gracias,me he permitido copiar la foto y guardarla.Es increible¡¡

D.Grau

acróbatas dijo...

Pues sí, la fotografía es perciosa y dan ganas de quedarse en ese solecito un buen rato, ¿verdad? Qué grandes son las hermanas, la mía también es "la más mejor" ;)

Un beso muy grande,
Vanessa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...