domingo, 8 de noviembre de 2009

Beirut, I love you de Zena El Khalil

Beirut me disparó al corazón una y otra vez. Siempre era una sorpresa. Siempre era un final y un nuevo comienzo. La mañana después de una botella de vodka. Un renacimiento. Beber agua después de comer helado. Los escalofríos que produce una canción maravillosa. El ataque de pánico después de fumar hachís. Los fantasmas en los túneles. Los miles de personas, diecisiete mil para ser exactos, que siguen oficialmente desaparecidas. Son las fosas comunes aún sin descubrir. Son las ejecuciones que vendrán a continuación. Es una operación de reconstrucción del himen. Es la adicción a la siguiente bomba. Es el pintalabios naranja. Es resguardarse bajo los emparrados. Es estar montando en bicicleta cuando deberías estar eligiendo un marido. Es

ponerse un vestido de novia y correr por las calles de Beirut. Es descubrir la religión a través del sexo. Es descubrir la música a través de la guerra. Es comer queso en lonchas con pan de pita. Es beber whisky con tres hielos, ni uno más ni uno menos.
Es llorar mientras duermes.
Es vomitar moscas negras.
Es matar mientras tienes un orgasmo.


Fragmento de Beirut, I love you de Zena El Khalil. Ediciones Siruela, 2009.

2 comentarios:

acróbatas dijo...

Se estrenó no hace mucho una película/documental que se llamaba así y que iba de la mano de Catherine Deneuve. ¿Sabes si la película es fruto de este libro? Me quedé con ganas de verla y ahora, seguro, voy a ir a por el libro.
Besos, preciosa,
Vanessa

Sonia dijo...

Hola Vanessa.
Hasta donde yo sé la premiada película/documental de Catherine Deneuve no tiene nada que ver con el libro aunque ambas empleen al Líbano como marco.
Se titula Je veux voir y también forma parte de mi lista de pendientes.
Me da la sensación, por lo que he leído, de que la película se localiza más en la zona sur del país.
El libro de Zena El Khalil se centra principalmente en Beirut, aunque extiende sus reflexiones no sólo al resto del Líbano, sino al mundo entero.
Creo que te va a gustar mucho. Es como un latido enorme, valiente, femenino y singular que supone una revolución cultural humanista y tolerante en mitad de la confusión y el caos.
¡Que lo disfrutes!
(Ya me contarás)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...