sábado, 27 de noviembre de 2010

Viena (-7)

La espiral de vidas ajenas intentando aferrarse al mundo con un mínimo de dignidad me sale al paso por los pasillos.
Y en esos mismos corredores me encuentran deslizándome como una serpiente húmeda que no quiere aferrarse a nada salvo a sus sueños de huída por el mundo.
Ein Sacher Kafee, bitte.

Pintura: Schlafende frau de Oskar Kokoschka

2 comentarios:

antonio alfaro sánchez dijo...

tus brevedades estan llenitas de mundos, un beso compa

Anónimo dijo...

Argentina (-2)

Aferrados a sueños de huída.

Un gran beso.

J. Matey.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...