miércoles, 1 de diciembre de 2010

Viena (-3)

No he crecido ni un milímetro desde los catorce pero mi mirada a los treinta y cuatro puede convertirte en piedra.
Pregúntales a los adolescentes que se reían esta tarde de la chica gorda en el autobús.
Soy la Medusa de la linea 3.
Pintura: Self portrait with chinese lanterns de Egon Schiele

1 comentario:

Elena Lechuga dijo...

Te miro desde mis 30. Piedra contra piedra.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...