sábado, 31 de octubre de 2015

El español como vehículo de creación #fee2015




 Carlos Granés (Antropólogo colombiano. Premio de ensayo Isabel Polanco).

No hay diferencia entre lo que se dice en función de la lengua. En el plano de las ideas no afecta, pero sí en la repercusión internacional.
Si el mismo ensayo está escrito en español o en francés, triunfará en francés. Si el mismo ensayo está escrito en español o en inglés, triunfará en inglés.
Se considera al español una herramienta literaria, de ficción, para bailar o enamorarse pero no como un vehículo para el pensamiento.
Si Ortega hubiera escrito en francés sería más famoso que Sartre.
Las ideas y los valores son contagiosos. Si tienen fuerza y tienen impacto comenzarán a ser adoptados por otros.
En la misma calle de Zurich vivieron Lenin y Tristan Tzara. Lenin captó todos los focos pero, ¿qué pasó con Tzara? Pues que contagió a toda una base social que terminó por manifestarse en mayo del 68.

Domenico Chiappe (escritor y periodista peruano y venezolano).

La creación es un arte líquido.
En la red, los monopolios se consolidan aún más que en el mundo real.
En la actualidad se ha producido una tercera revolución de la lectura:
la primera surgió con el paso de la oralidad a la escritura; la segunda, cuando la lectura se convierte en entretenimiento (y las mujeres se introducen como lectoras) y, la tercera, con la revolución digital.

Santiago Auserón (Juan Perro. Cantante y compositor español, doctor en Filosofía).

En España se cree que no hay pensamiento filosófico. Cada lengua se especializa en manejar las condiciones que ella misma crea con su cosmovisión. Así hablamos del Idealismo alemán, del Empirismo anglosajón o del Racionalismo cartesiano francés.
En España encontramos la dualidad entre la exaltación mística y el realismo vulgar del Quijote. No encontramos la filosofía como escuela o pensamiento academizado. Hay que buscarla en el Quijote o en el Cántico espiritual de San Juan de la Cruz, independientemente de que uno se adhiera o no al pensamiento cristiano.
El pensamiento español está en estado latente y debe reconocer a los suyos. No sólo a Ortega, hay que atender los conceptos propios de nuestra lengua.
Las instituciones son creaciones artísticas de la humanidad, por lo tanto, variables.
Iba para letras desde niño y acabé en la música. Agradezco ese giro. La canción, su oficio, me dio un taller de primera mano para reflexionar. Tras tres décadas de trabajo me di cuenta de que la música incitaba a un disfrute hedonista pero también al diálogo. Un vehículo musical que venía en otra lengua nos llegaba directamente al corazón. ¿Por qué esa fascinación rítmica que hizo que pasara a mi lengua los pulsos de la lengua internacional?
El hechizo polirrítmico había estado en Iberia siglos antes por varias vías: la música litúrgica latina, los influjos orientales de Grecia y Bizancio y ocho siglos de presencia musulmana.
La población negra tuvo más influjo de lo que revelan los estudios sociológicos, la música (ritmo) y la lengua (deforma el español que suena a ambientes del hampa). Los versos de Quevedo, Lope o Góngora a veces imitan el habla de los negros de Iberia.
Las nuevas tecnologías suponen algo parecido a lo que fue la aparición de la imprenta. Implican un cambio de paradigma y, por ellas, corremos el riesgo del sometimiento pero también de la libertad.
El acceso a Internet desde el teléfono móvil ha individualizado la tecnología como objeto de consumo. Yo asisto a lo que venga con una sonrisa escéptica. No hay que adoptar una actitud reactiva ante la evolución tecnológica.

¿Las pantallas banalizan los contenidos o generan ideas nuevas?
El bien y el mal están conviviendo espalda contra espalda en las redes (por expresarlo en términos de moral sencillos).
El verdadero influjo del conocimiento se produce de persona a persona. Ni siquiera de persona a multitud.

[Notas recogidas durante la intervención en la ponencia 'El español como vehículo de creación' de Santiago Auserón, Domenico Chiappe y Carlos Granés. Fueron moderados por Ricardo Corredor Cure en las jornadas Futuro en español].

viernes, 30 de octubre de 2015

Intervención de Jorge Edwards en #fee2015


EL PERIODISMO Y LA CREACIÓN LITERARIA EN ESPAÑOL
La unidad del idioma es milagrosa pero no es un milagro sino el resultado de una acción humana inteligente y una voluntad sólida.
Cuando las repúblicas hispanoamericanas se independizaron, el idioma comenzó a degenerar.

Andrés Bello fue profesor de Simón Bolívar y se propuso hacer una gramática y una acción lingüística común. Mientras las naciones se separaban, la lengua trataba de unirse.
El diario 'El Mercurio' perteneció a mi familia y en él proliferaron los críticos literarios curas.
Hay que reivindicar el género de la crónica. El propósito de la literatura es inventar, crear un lenguaje con autonomía y belleza propia. El del periodismo es informar. La crónica es la articulación perfecta entre periodismo y literatura.
Las claves para escribir crónica son paciencia, lectura (hay demasiados escritores que no leen) de los grandes clásicos y de los contemporáneos, escritura, estudio del idioma (normas, gramática...) y vocación.

En los territorios limítrofes entre el español y el inglés se producen variantes muy extrañas del castellano, como por ejemplo la expresión: 'voy a vacuar la carpeta' en vez de 'voy a pasar el aspirador por la alfombra'.
Los latinos somos indiscretos en la conversación pero púdicos en la escritura. Somos capaces de hablar de enfermedades con impudicia pero, al escribir, somos demasiado cuidadosos para no herir. La escritura exige verdades molestas, indiscretas, evocadoras.

En la escritura hay que desmelenarse y desahogarse.

[Notas recogidas el jueves 29 de octubre durante su charla en Logroño con José Luis Prusén en las jornadas de Futuro en español 2015].

miércoles, 28 de octubre de 2015

Finalista del 'Cosecha eñe' 2015


Bueno, pues parece que ya es oficial y que os lo puedo contar:
Mi relato 'N-232' ha resultado finalista del 'Cosecha Eñe' 2015 y ha sido publicado en el número 43 de 'Revista para leer' que sale hoy a la venta.
Mi enhorabuena a la ganadora y al resto de finalistas.
Gracias al jurado por elegir mi relato entre 4.000 participantes de 40 países.
Gracias a todas las personas que os alegráis de corazón por mí.
Y gracias a mi abuela Isi, que se nos apagó en mayo pero que, un poquito antes, me regaló un rayo de luz para escribir este relato.
http://revistaparaleer.com/cosecha/giovanna-rivero-ganadora-de-cosecha-ene-2015/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...